Consumo de gaseosas, yogur y galletas disminuye por octógonos

  • Advertencias alto en azúcar y en grasas saturadas son las de mayor impacto negativo en consumo de hogares.

Desde el 17 de junio de este año las marcas de alimentos procesados tienen la obligación de usar los octógonos de advertencia , que dan a conocer el alto contenido de sodio, azúcares, grasas saturadas, y grasas trans, por lo que cabe preguntarse, ¿cómo ha impactado esta medida en el consumo de los hogares?

Según un estudio de la división Worldpanel de la consultora Kantar, en julio de este año, con respecto al mismo periodo del 2018, el consumo de las marcas con octógonos en supermercados cayó 4%, más del doble que en el canal tradicional ( bodegas y mercados).

Esta caída se da, principalmente, por el menor consumo de los hogares de productos considerados principales o finales como son los cereales listos, galletas, helados, panetón, sopas y cremas, gaseosas, néctares, yogur, embutidos y refrescos líquidos, que cayeron 10%.

“Esto se debería a que los consumidores no esperaban que estos productos tengan advertencias, y ante esto disminuyeron su frecuencia de compra, o dejaron de adquirirlos”, explicó el country manager de la consultora, Francisco Luna.

¿Cuáles fueron los productos principales que más cayeron en consumo?

Según el estudio, fueron gaseosas, yogur y galletas. “Y es que los octógonos de advertencia con más impacto en el consumo de las familias han sido los de alimentos altos en grasas saturadas y altos en azúcar, sobre todo en bebidas”, detalló.

En el caso de las gaseosas, en julio se redujo su frecuencia de compra en 6% y galletas lo hizo en 7%. Mientras que yogur disminuyó en 27%, además que cayó su penetración en hogares en dos puntos porcentuales, registrando un 22%.

Y otras seis categorías además de yogur perdieron penetración (cereales, helados, sopas, embutidos, refrescos líquidos y panetón).

Familias con hijos

Y los hogares donde la caída del consumo de productos con octógonos en supermercados ha sido mayor son los que cuentan con hijos menores de cinco años; en estos se redujo en 5%, por su mayor preocupación del impacto de los alimentos en la salud, anotó.

Reformular productos es una opción  (Francisco Luna, country manager de Kantar)

Ante los cambios de comportamiento de consumo de los hogares del país por el uso de octógonos en los alimentos, las marcas deben darle seguimiento a las referidas conductas para luego recién establecer las acciones respectivas y no adelantarse.

Para ello deben tener en cuenta cómo se comportan los hogares con hijos o sin ellos, y a partir de ahí evaluar si es factible la reformulación de sus productos, con el fin de no perder consumidores.

Asimismo, deben tener en cuenta de que en otros países donde ya se tiene más años con el uso de advertencias en los alimentos, se ha visto que al principio los consumidores desarrollan cierto comportamiento de corto plazo que luego tienden a modificar.

Leer también: Exportación de alimentos peruanos creció 7% entre enero y julio

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *