Clausuran local de KFC en Pueblo Libre por incumplir normas sanitarias

El local de Kentucky Fried Chicken (KFC) ubicado en la Av. Bolívar N°1397 de Pueblo Libre fue cerrado por incumplir medidas de higiene en las áreas de producción y refrigeración. Además, personal del área de Fiscalización del distrito impuso una multa por transgredir las directrices de limpieza, en el marco de la pandemia por la COVID-19.

En un operativo, el personal edil comprobó que el local tenía canaletas con exceso de suciedad, ya que se evidenciaba la acumulación de residuos y la falta de limpieza diaria. A esto se suma la presencia de óxido en las ranuras situadas en el área de producción de la tienda comercial.

El municipio señaló que también se detectó que los anaqueles y el piso de la cámara de refrigeración, destinada para la conservación de productos, se encontraba sucia y desprendía malos olores, los mismos que podrían impregnarse en los insumos que iban a ser utilizados para la elaboración de los pedidos.

Además, los inspectores encontraron que el área de producción del establecimiento, situado en el segundo piso del local, operaba sin contar con un tacho adecuado para el volumen de producción. Incluso, según la comuna, era notoria la falta de limpieza en el recogedor y jalador del área, así como en el piso y la escalera del lugar.

Asimismo, se constató que en el almacén de insumos había presencia de humedad, además de cajas con productos colocadas en el piso, sin cumplir con las condiciones de acopio dispuestas por las autoridades. De igual forma, se halló que la balanza utilizada para el peso de los insumos estaba sucia y contenía restos de harina y polvo, mientras que, en el techo del área de producción, una compuerta permanecía abierta, generando una posible contaminación de los alimentos.

La alfombra sanitaria, colocada en el ingreso del establecimiento para la desinfección del calzado de los colaboradores del servicio de reparto a domicilio, no se encontraba correctamente implementada, lo que causaba rastros de suciedad cuando el personal hacía uso de dicha superficie.

Ante lo expuesto, el personal municipal procedió a aplicar una multa correspondiente al 20% de una UIT, ascendiente a S/860, por no cumplir con las medidas sanitarias, además de disponer el cierre temporal del establecimiento. El local podrá volver a operar una vez que se hayan subsanado todas las observaciones.

Leer también: Pardos Chicken pide disculpas tras confirmar hallazgo de un gusano en su ensalada

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *