Cuatro consejos para reducir el sodio en las comidas

¿Cómo afecta el consumo de sodio en la salud? Cuatro consejos para reducir el sodio en las comidas

 

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir como máximo 2.5 g de sodio al día, lo equivalente a una cucharadita de sal de mesa.
  • Reduciendo el consumo de sodio podemos prevenir el desarrollo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión.

Lima, abril 2021.- La sal de mesa es uno de los ingredientes más usados en la  gastronomía a nivel mundial, pero al mismo tiempo, es uno de los que contiene más sodio, un mineral necesario para el cuerpo, pero que si es consumido en exceso, puede contribuir a desarrollar problemas de salud como la hipertensión arterial, enfermedad padecida por el 26% de las personas fallecidas por la Covid-19 en el Perú.

Para prevenir este tipo de enfermedades cardiovasculares, la Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda que el consumo máximo de sodio al día debe ser de 2.5 g, cantidad que equivale a una cucharadita de sal.

Para Sara Rosas, nutricionista de Ajinomoto del Perú S.A., adicionar sal a las comidas se ha vuelto una costumbre, más que una necesidad básica de cocina.  “Cuando añadimos más sal a las comidas, lo hacemos guiados por el sabor al que estamos acostumbrados. No nos damos cuenta que también estamos elevando el nivel de sodio, lo que resulta un peligro potencial para nuestra salud”, dice la especialista, quien recalca la importancia de reducir el sodio como parte de un régimen alimenticio saludable.

Además de aumentar el riesgo de sufrir de presión arterial alta, la ingesta de sodio en exceso puede contribuir a producir problemas de retención de líquidos, varices, celulitis, cáncer estomacal y hasta osteoporosis, según la Universidad de Alberta, Canadá. También aumenta la pérdida de calcio en la orina, lo que genera una desmineralización de los huesos.

Entonces ¿cómo eliminar el exceso de sal en nuestra alimentación diaria? ¿Es posible? Sara Rosas, nutricionista de Ajinomoto del Perú S.A, indica que sí es posible, y por eso brinda los  siguientes consejos para comenzar una vida con más sabor y menos sodio:

El GMS, nuestro gran aliado: Según la Magíster en Nutrición, los peruanos son personas de costumbres y más si se trata de la sazón en sus comidas, por lo que reducir la sal de mesa puede sonar descabellado para muchos. Por eso, recomienda sustituir la mitad de la sal de mesa que usualmente se utiliza, por glutamato monosódico (GMS). “Hacer esto, reducirá en 37% el sodio en cada preparación y a la vez realzará los sabores en las comidas. Además, el sabor umami de este sazonador da la sensación de saciedad, lo que contribuye a comer lo necesario; esto también ayuda a combatir la obesidad” señala la experta.

 Usa hierbas aromáticas y especias: el propósito de la sal es generar sabor a las comidas, pero también se puede lograr con otras hierbas o especias como cúrcuma, azafrán, ají colorado o panca. Puedes usarlas frescas o en polvo para darle ese saborcito, aroma y gusto que agrada tanto al peruano, menciona Rosas “usarlas en pequeñas cantidades permitirá dos cosas: que nuestra comida sea sabrosa y que optemos por colocar menos sal a nuestras preparaciones”.

 Esquema alimentación balanceado: Si se ha podido adquirir nuevos hábitos para preservar la salud frente a esta pandemia, la nutricionista de Ajinomoto del Perú S.A. asegura que también puede incluirse estos otros para mantenerse saludables: consumir tres porciones de frutas al día, 5 porciones de verduras, de 6 a 8 vasos de agua y 6 porciones de cereales integrales al día. Cada porción equivale a ½ taza.

 Retira el salero de la mesa: La mayoría de los alimentos contienen sal en forma natural, por lo que añadirle una cantidad adicional aumenta el riesgo de padecer estas enfermedades y sus complicaciones.

Finalmente, la experta insta hacer de estos consejos nuevos hábitos de alimentación, así como a dejar a un lado los mitos que hay sobre el glutamato monosódico. “Es un producto que en Perú se realiza cumpliendo todas las normativas basadas en instituciones internacionales como la FDA y el Codex Alimentarius. Lo podemos utilizar en alimentos sencillos, como unas papas fritas o unas palomitas de maíz, y también en preparaciones de mayor dificultad como un arroz con pollo, lomo saltado, etc. Lo importante es incorporar una opción saludable, paso a paso, sin dejar de darle sabor a nuestras comidas. No hay por qué tener miedo si de reducción de sodio se trata”, concluye Sara Rosas, nutricionista de Ajinomoto del Perú S.A.

Leer también: Ajinomoto del Perú premia a los conocedores del umami

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *