La Reserva de Paracas

  • Historia, biodiversidad, playa y diversión en.. La Reserva de Paracas

Su nombre proviene del idioma quechua para-acca, que significa lluvia de arena, por sus vientos de polvo y arena que pueden alcanzar de 25 km. a 60 km/h debido a las diferentes presiones de los valles, ríos y el mar.
Mucha historia, biodiversidad, playa y diversión, pueden juntarse con el respeto al medio ambiente. Estar en Paracas es tener la oportunidad de ver las aves conocidas como parihuanas o el flamencos de los andes, que por sus colores inspiraron al Libertador Don José de San Martín a perfilar nuestra bandera peruana.

Reserva Nacional de Paracas
La reserva permite hacer un recorrido en auto donde se encuentran algunas playas escondidas como La Mina, que es el lugar ideal para acampar, tiene aproximadamente 200 metros de distancia desde la boca de la antigua mina de carbón.
La playa vecina de La Mina es la Playa El Raspón, que debe su nombre a los arañones en la piel que sufrían los bañistas hozados que decidían descender hasta sus orillas. Hoy hay una escalera que evita los raspones para meterse al mar solitario después de una buena caminata bajo el sol.
La Playa Yumaque y Playa Supay (diablo en quechua) posee un oleaje embravecido y muchos acantilados en los que se muestran capas horizontales de organismos vivos fosilizados y capas de rocas volcánicas por la cantidad de cenizas y otras partículas despedidas durante las erupciones volcánicas.

La Catedral

Miradores y observatorios
Además, Paracas tiene miradores y observatorios de fauna silvestre, así como una de las más hermosas playas la llamada Playa Roja, debido a su orilla de color rojo, particularidad que la hace única en todo el litoral peruano. Dicho color se debe a la punta Santa María que se encuentra muy cerca y que contiene una roca ígnea llamada granodiorita rosada, que al impactar las olas arrastran fragmentos que contrastan con los amarillos y ocres propios de la quebrada.
Fuera de la reserva, a una hora en bote desde el muelle El Chaco, se encuentran las Islas Ballestas, hay que ir en la mañana para ver de cerca a los animales como lobos marinos y aves comportándose por doquier en su propio hábitat. En el mismo paseo se vislumbra un geoglifo llamado El Candelabro, se cree que se usaba como señal para los navegantes o para los astrónomos y que tiene relación con las Líneas de Nazca y las Pampas de Jumana. Hasta hoy su significado es un gran misterio.

Gastronomía
La gastronomía de Paracas es irresistible, no solo por estar en la costa del Pacífico, sino que nos permite aprovechar de los recursos hidrobiológicos para la preparación de potajes como el ceviche o pescado frito, sino también por contar con una autentica y tradicional cocina con platos como: carapulcra con sopa seca.

Actividades turísticas
Se puede hacer buceo para lo que solo necesitas Snorkel y una buena mascara para hundirte a más de 3 metros, sacar unas deliciosas conchas de abanico y poder practicar la maricultura. Inolvidable. Se pueden realizar otras prácticas acuáticas por lo que es indispensable aprovechar el aire para meterse al mar y disfrutar de un paseo en catamarán, donde el viento y la brisa acompañan a la comodidad y el relajo.

Aún queda el recuerdo de la emblemática formación rocosa hecha por la erosion del mar y el viento “La Catedral de Paracas” que gran parte fue destruida por el terremoto del 2007, tenía una forma cóncava muy parecida a las cúpulas de las catedrales, al derrumbarse su parecido atrio perdió su misterioso atractivo. Lo que si queda a un lado es la aparente cabeza de un cóndor.

Islas Ballestas

Arqueología
En el museo de Sitio “Julio César Tello”, llamado así por el investigador arqueólogo que descubrió muchos secretos de Paracas, se muestra como eran los primeros habitantes de Santo Domingo hasta el periodo de la cultura Nasca.

Se puede observar una exposición sobre la cerámica y textilería de la cultura Paracas, las momificaciones de sus muertos enterrados en tinajas selladas, prácticas de deformación craneal y trepanaciones craneanas, y como colocaban las cabezas de sus enemigos vencidos en sus armas para hacer sentir miedo a sus adversarios.
Asimismo, se muestra el cráneo fosilizado y mandíbula de 40 centímetros de un ave ya desaparecida llamadas Pelagornithidae, caracterizada por tener algo parecido a unos dientes o proyecciones óseas en el pico de hasta un centímetro de largo que fueron descubiertos en formaciones rocosas de hace 10 millones de años atrás.


Se han encontrado también fósiles de ballenas, delfines, focas, perezosos acuáticos, aves marinas, cocodrilos, tortugas y peces de hace de millones de años.
Mediante graficas demuestran que hace más de 300 millones de años atrás, en el periodo carbonífero, llamado así por la etapa de formación de carbón, Paracas era un denso y húmedo bosque rodeada de montañas de la antigua Cordillera de la Costa, que eliminó grandes cantidades de dióxido de carbono generando sobreabundante oxígeno donde vivían anfibios e insectos enormes. Fósiles de plantas “tropicales” encontrados en la playa La Mina, confirman la existencia de formas arbóreas y helechos por lo que se demuestra que ha hundido varias veces ha emergido en el océano.

Biodiversidad
Según el plan maestro de gestión elaborado por INRENA se han registrado 1,543 especies. De estos registros, 317 corresponden a algas, 54 a plantas terrestres, 109 a anélidos, 194 a moluscos, 209 a artrópodos marinos, 129 a artrópodos terrestres, 101 a otro tipo de invertebrados, 168 a peces, 10 a reptiles, 216 a aves y 36 a mamíferos. Tanto el espacio geográfico conformado por Paracas y por la isla San Gallán.

Ubicación geográfica
Se ha constatado que por su ubicación Paracas en el Perú, posee una muestra representativa de los ecosistemas marino-costeros del país, por lo que en 1975 mediante decreto supremo se estableció conservar y proteger a la flora y fauna silvestre como patrimonio natural del Perú.
La bahía Independencia alberga también muchas especies comerciales como: almeja, choro, caracol, cangrejos, chanque, pulpo, calamar, erizo, mejillón y palabritas y el principal banco natural de concha de abanico.

Fuente: /emarket.pe.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *