COVID-19 | Sunafil dispuso retiro de trabajadores en almacén de Falabella

Falabella no solo está exponiendo a sus trabajadores, sino también a sus familias y por ende a la ciudadanía, al contagio del coronavirus, haciendo caso omiso al Decreto Supremo del Gobierno Peruano.

Tras una denuncia pública a la departamental Falabella, entidades del gobierno peruano llegaron hasta su almacén en Villa El Salvador.

La Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral del Perú (SUNAFIL) en un trabajo conjunto con el Ministerio Público – Fiscalía de la Nación del Perú y la Policía Nacional del Perú realizó visita inspectiva al almacén de Falabella Perú ubicado en Villa el Salvador.

Ello debido a que estaba violando el estado de emergencia nacional y poniendo en riesgo la vida de sus trabajadores.

Es por esa razón que luego de que el Sindicato Unitario de Trabajadores de Saga Falabella – SUTRASAF realizará el aviso, la SUNAFIL luego de la inspección al centro de distribución dispuso el retiro de más de 40 trabajadores por encontrarse expuestos al contagio del COVID-19 y por no ser actividad esencial dentro del marco de la Emergencia Nacional.

En sus redes sociales la ex congresista Indira Huilca, política socialista peruana, aplaudió la medida y comentó lo siguiente:

“Gracias al Sindicato de Saga Falabella (Sutrasaf) por alertar. Un acto inhumano exponer personas al contagio y con el temor de ser despedidas sino acataban orden. Después de la emergencia necesitamos más sindicatos, hasta ahora los únicos que están defendiendo a los trabajadores”.

Saga Falabella se pronuncia 

Lo que ha trascendido es que Saga Falabella toma la decisión de abrir su almacén para iniciar el traslado de sus productos desde el Puerto del Callao, esto a pedido del Gobierno que a través del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo les solicita retirar su mercancía para no congestionar los almacenes portuarios. Ante ello, la empresa hizo un llamado a sus trabajadores.

De acuerdo al comunicado al que tuvimos acceso, fueron 33 trabajadores quienes voluntariamente acudieron a realizar las funciones de traslado de productos tras recibir el ofrecimiento de un bono. La jornada sería únicamente por esa oportunidad y luego retornarían a sus hogares.

Es importante señalar que habitualmente en un almacén trabajan alrededor de 700 personas, en esta oportunidad solo se hizo el llamado a 33 trabajadores, quienes asistieron estrictamente para la recepción de la mercadería.

Cuando Sunafil llega, realiza la inspección correspondiente y brinda algunas recomendaciones. El ente no ordena una sanción pues un representante de la empresa explicó que cuentan con autorización del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo.

Leer también: COVID-19 | Supermercado Metro confirma caso de trabajador que dió positivo al virus

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *