Se espera que números de franquicias se incremente en 5% para el 2020

  • Del total de franquicias en el país, las que son marcas nacionales representan el 49 %, mientras que las extranjeras son el 51 %.

El negocio de las franquicias va en aumento. En el 2019, la cantidad de franquicias en el país subió a 550 y, para este 2020, se proyecta un incremento del 5 %, según Luis Kiser, presidente de Front Consulting Perú y expresidente de la Cámara Peruana de Franquicias.

“Tenemos una proyección conservadora para el 2020”, explica Kiser. “Hay muchas franquicias que están viendo su ingreso, pero quieren ver el tema político”, añade. El 2019 fue marcado por el escenario político, con la tensa relación entre el Poder Ejecutivo y legislativo, la disolución del Congreso y convocatoria de elecciones parlamentarias complementarias.

Casi la mitad son peruanas

Del total de franquicias en el país, las que son marcas nacionales representan el 49 %, mientras que las extranjeras son el 51 %. El porcentaje es mejor a hace una década 70 % extranjeras y 30 % peruanas–, cuenta Kiser, aunque dista de otros países, en el que la cantidad de franquicias locales son mayor a las que provienen del exterior, como México con 82 % y Brasil con 90 %.

La proyección es llegar a ser como estos dos países. En ello coincide Fernando López de Castilla, socio-fundador de la consultora Nexo Franquicia, aunque considera que el Perú se encuentra en una “etapa incipiente”, por lo que proyecta que recién entre 10 a 15 años las franquicias nacionales superarán a las extranjeras, previa depuración de la informalidad en el negocio. También considera que el crecimiento al 2020 será de un dígito, aunque el contexto regional pone al Perú como “la puerta de entrada a la región de franquicias globales”.

López de Castilla explica que las franquicias nacionales profesionales son menos del 10 %. “Hay muchas marcas en la región que empiezan a crecer y no llevan un proceso de franquicia. Este tipo de sistema está destinado al fracaso”, señala.

Existen tres razones para la falta de profesionalización, según indica: existe un problema de inversión por parte del empresario peruano –“no hay una cultura de inversión de dinero. Es muy informal y criollo”–; se tiene un pensamiento a corto plazo; y la asesoría de “consultores informales”.

El paso para una profesionalización, sostiene, requiere que el negocio sea medianamente rentable, haya afrontado ciclos económicos en el mercado de referencia, pueda transmitir y transferir procesos claro, genere consistencia en sus operaciones y ofertas de valor, se pueda adaptar a otros mercados del exterior y que posea cualidades únicas de propiedad intelectual y de propuesta.

Rubros

Luis Kiser señala que el 90 % de las franquicias en el país son gastronomía, aunque han crecido en los rubros de estética, fitness y salud.

Específicamente a las marcas nacionales, el 65 % se dedican a la gastronomía, seguido por servicios especializados con 19 %, y estética, salud y belleza con 7 %. Sin embargo, el reto de superar en cantidad a las franquicias extranjeras pasa por la diversificación. “Franquicias de calidad en otros sectores que obliguen a las extranjeras a frenarse”, sostiene.

En ese sentido, explica que la rentabilidad de los restaurantes y fast foods ha disminuido. “Entre un 15 % y 20 % se ha reducido, porque la gente también ha reducido su consumo”, sostiene. Otro motivo que toma en cuenta son los aplicativos de delivery, lo que afecta a la asistencia de locales y su frecuencia.

“Lamentablemente, el sector gastronómico es tan informal que muy pocas franquicias peruanas logran desarrollarse. Sin embargo, aún ocupan la gran mayoría de la oferta franquiciable local”, precisa Fernando López de Castilla.

Para él, los rubros donde habrá mayor crecimiento de franquicias será en educación, entretenimiento y salud.

Fuente: La República.

Leer también: Lima es el “epicentro gastronómico” de Sudamérica según el New York Times

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *