Viajes aéreos

Viajes aéreos en Latinoamérica: la situación hoy, país por país

“Los países de América Latina y el Caribe están reabriendo paso a paso, sin embargo todavía tenemos demasiadas normas y reglamentos individuales; esto supone una pesada carga para las aerolíneas y no ayuda a estimular la demanda”, manifestó el vicepresidente para Latinoamérica de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), Peter Cerdá, al presentar un informe país por país del estado de los viajes aéreos en la región.

En una presentación online, como se ha hecho costumbre cada jueves de pandemia, Peter Cerdá actualizó la situación de los viajes aéreos en los países de América Latina y el Caribe.

La falta de armonía y diferencias entre las regulaciones de cada país sigue siendo un obstáculo para el despegue, expresó el vicepresidente regional de IATA, y mostró estadísticas del comportamiento de la demanda.

“IATA pide el levantamiento de las restricciones”, y enumeró “algunas de las restricciones fronterizas, así como las restricciones operacionales en curso que estamos enfrentando en toda la región”.

La situación hoy

  • Argentina. Aunque ahora se permite la entrada de algunos extranjeros -principalmente ciudadanos de países vecinos- pedimos que el gobierno reconsidere urgentemente las limitaciones actuales. Además, la actual separación de 45 minutos de los vuelos que llegan al aeropuerto de Ezeiza de Buenos Aires debe ser reducida.A medida que el tráfico aumenta, necesitamos encontrar conjuntamente una manera de administrar la capacidad de la terminal durante sin forzar a las aerolíneas a horarios que compliquen aún más las operaciones.
  • Chile. Según los medios de comunicación, las autoridades sanitarias planean empezar a levantar las restricciones a las llegadas internacionales a finales de mes. El aeropuerto de Santiago será el único puerto de llegada internacional, y los visitantes tendrán que dar negativo en la prueba de PCR. Esto es una muy buena noticia.
  • Uruguay. Mantiene sus estrictas normas de cuarentena. El único país de América que no ha sido designado de alto riesgo por la Unión Europea necesita considerar alternativas para que el tráfico pueda crecer.
  • Colombia. Nos enfrentamos a restricciones de capacidad en Bogotá. Es necesario aumentar el número de operaciones por hora cumpliendo con las directrices mundiales de Slot para que las compañías aéreas puedan planificar adecuadamente sus horarios.
  • Perú. Las aerolíneas siguen enfrentando restricciones operacionales tanto en el aeropuerto de Lima como en otras terminales del país. Lima es un hub y se le debe permitir funcionar como tal, facilitando las conexiones de transferencia oportunas entre los vuelos, tanto nacionales como internacionales. Y aunque la recuperación total todavía está lejos, como industria no podemos permitirnos aceptar ningún retraso en la expansión prevista del aeropuerto. Esto debe hacerse ahora para que tengamos la infraestructura necesaria una vez que lleguemos a los niveles de tráfico de 2019. Si bien todos son conscientes de las limitaciones de las instalaciones existentes, estas deben utilizarse de la mejor manera posible siguiendo las directrices publicadas por la OACI.
  • México. Vemos una fuerte recuperación del mercado, tanto nacional como internacional. Varias aerolíneas han restaurado en gran medida su capacidad, alcanzando entre el 80% y casi el 100% de los niveles del año pasado en viajes aéreos, especialmente en el mercado interno. Por lo tanto, finalizar el rediseño del espacio aéreo de la Ciudad de México es clave para el continuo desarrollo de la industria. La industria está dispuesta a continuar colaborando con las autoridades a fin de asegurar que el espacio aéreo rediseñado para CDMX permita sobre todo una operación segura al tiempo que se gestiona la capacidad necesaria del futuro sistema de tres aeropuertos.
  • Centroamérica. Nicaragua necesita urgentemente aplicar los protocolos de la OACI, ya que las normas y reglamentos actuales están imponiendo una pesada carga operacional a las compañías aéreas que desean ofrecer servicios regulares.
  • Caribe. Se observa una tendencia al aumento de las tasas y los impuestos aeroportuarios, junto con la inclusión de los costos de los seguros en las autorizaciones de viaje y los visados. Esto es preocupante, ya que aunque comprendemos plenamente la necesidad de que los gobiernos recuperen las pérdidas financieras, la demanda debe ser estimulada y no suprimida en esta etapa.

Leer también: El turismo internacional cae un 70% mientras las restricciones de viaje afectan a todas las regiones

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *