Restaurante arequipeño El Rocoto se convierte en pollería

Restaurante arequipeño El Rocoto se convierte en pollería por impacto del COVID-19

El Rocoto también se reinventa y adapta a nuevas medidas para sobrevivir a la pandemia. Su pollo a la brasa deleitará a sus comensales gracias a salsas hechas a base de rocoto.

El COVID-19 sigue generando impacto en la economía local. Blanca Chávez, la dueña del restaurante arequipeño El Rocoto, y presidenta presidenta de la Asociación de Hoteles, Restaurantes y Afines (Ahora Perú), tuvo que reinventarse con su pollería “Tampa Chiken”.

Tuve que cerrar mi local de Miraflores, porque solo hacia reparto y no tenía sentido tener dos restaurantes abiertos, han pasado varios meses de paralización y dije ya era hora de reinventarme y buscar otro giro. Y pensé ¿qué es lo que más consume el peruano? Y opté por el pollo a la brasa, porque es económico y además también porque de un pollo comen cuatro personas”, indicó Chávez.

La especialidad de ‘Tampa Chiken’ serán las salsas arequipeñas, entre las que destacan la ocopa y el llatan (elaborado con roto verde) También podrá las salsas de ají amarillo, vinagreta, aliño y mayonesa de la casa.

Estoy con mucho entusiasmo porque hacer una empresa nueva en estos momentos es muy difícil, muy complicado, pero hay que salir adelante y no podemos dormirnos. Este consejo les doy a todos los empresarios gastronómicos que están en la misma situación, debemos reinvertarnos, dejando el temor y poniéndole ganas a lo que hacemos”, señaló.

Blanca Chávez aseguró que no decepcionará a sus comensales con las papas amarillas crocantes y su pollo jugoso resultado de una maceración por más de 12 horas y que lleva entre sus ingredientes el rocoto del Misti.

Fuente: Gestión.pe

Leer también: El Haití de Miraflores desmiente rumores de su cierre

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *