La producción de café en Perú cayó 10% entre enero a agosto por la migración a otros cultivos “más rentables” como la hoja de coca y una menor mano de obra

Producción de café cayó 10% hasta agosto por abandono de cultivos y menos mano de obra

  • La producción de café peruano, que ha caído desde hace años por sobrecostos y bajos precios globales, es la décima en el mundo, aunque su oferta es mucho menor que la de Brasil o la de Colombia, los mayores productores de América del Sur.

La producción de café en Perú cayó 10% entre enero a agosto por la migración a otros cultivos “más rentables” como la hoja de coca y una menor mano de obra debido a las restricciones por el coronavirus, dijo el gerente de la Junta Nacional del Café (JNC), Lorenzo Castillo.

Informó que en los primeros ocho meses del año se produjeron 3.5 millones de sacos de 60 kilos del grano, casi en su totalidad del tipo café verde, frente a los 3.9 millones de sacos del 2019.

“Básicamente, fue por la carencia de mano de obra entre marzo y junio porque los trabajadores no pudieron trasladarse a los valles de producción. Hubo un estricto control de la policía y de las rondas campesinas por el tema del coronavirus”, dijo.

Perú impuso en marzo una dura cuarentena cerrando casi todas las actividades productivas para frenar los contagios, que actualmente suman unos 833,000, el sexto país con más infecciones en el mundo y el tercero en América Latina.

La producción de café peruano, que ha caído desde hace años por sobrecostos y bajos precios globales, es la décima en el mundo, aunque su oferta es mucho menor que la de Brasil o la de Colombia, los mayores productores de América del Sur.

Sin embargo, Perú es uno de los mayores productores del mundo de café con certificación ambiental u orgánicos, dijo Castillo.

El dirigente afirmó que la proyección para el 2020 era superar la producción del año pasado, que fue de 4.1 millones de sacos con una exportación por US$ 635 millones. “Este año bajaría a unos US$ 550 millones en exportación de café”, dijo.

Otro problema que afrontan es la migración a cultivos “más rentables” como el cacao y otros de agroexportación; pero también “para hacer caja” van hacia la cosecha o siembra de la hoja de coca, insumo base para elaborar la cocaína, agregó el dirigente.

“Los cultivos de hoja de coca paga el equivalente a S/ 120 o S/ 150 (US$ 42) el jornal o día de trabajo; y para apañar café el promedio de paga por jornal es de S/ 40”, precisó.

Castillo dijo que según un estudio del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri), un 17% del área total sembrada de café fue abandonada entre 2012 y fines del año pasado. Además un 30% de 6,500 productores consultados manifestaron su disposición a dejar el café para optar otras actividades, afirmó.

“Estimamos que ahora esa reducción ha crecido a 20%. Prácticamente, estamos hablando de sólo 370,000 hectáreas de café de cultivo, que hacen los esfuerzos por conservarse. El desafío es mejorar la productividad, más que abrir nuevas áreas”, dijo.

El dirigente dijo que el mayor reto para la próxima campaña de cosecha entre marzo y agosto es la falta de financiamiento porque muchos productores han quedado endeudados. “Este es un problema que va a repercutir en el futuro, es el gran debate que hay ahora entre los sectores de la cadena productiva”, concluyó.

Leer también: Lanzan el XIV Concurso Nacional de Cacao de Calidad 2020

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *