La pandemia aún deja resultados catastróficos en el sector aéreo

IATA: Pandemia aún deja resultados catastróficos en el sector aéreo

Pérdidas económicas y reducción de personal continúa en el sector, pese a la reapertura de esta actividad. Según IATA, la caída del tráfico aéreo llegaría a 66%.

Los resultados financieros de las empresas del transporte aéreo son catastróficos en el tercer trimestre de 2020, cuya tímida recuperación se está viendo socavada por la segunda ola de contagios por COVID-19.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) evalúa la caída del tráfico aéreo en el 66%. Sólo en los aeropuertos de París, la caída para el año podría ser del 70%, una revisión al alza de una estimación precedente del 65% para los dos aeropuertos de Orly y Charles de Gaulle.

“Seis meses después del inicio de la crisis en Europa y Estados Unidos, los indicadores no muestran ninguna señal favorable a una recuperación rápida (…) esta crisis será duradera y no será en V” con una caída brutal seguida de una recuperación rápida, explica en un estudio la agencia de asesoría Alix Partners.

Tras la práctica suspensión del tráfico aéreo en todo el mundo durante la primavera (boreal), la recuperación empezó muy lentamente, en particular en los vuelos internos, a partir de junio antes de alcanzar un máximo en agosto para volver a caer en septiembre.

“Stress test” en invierno

“La temporada de invierno (en el hemisferio norte) será un ‘stress test’ para las compañías”, según Alix Partners.

En Estados Unidos, las principales compañías aéreas American Airlines, SouthWest, Delta y United Airlines anunciaron en octubre ingresos en caída libre en el tercer trimestre. American Airlines, número uno del sector estadounidense, anunció una caída de los ingresos del 73%.

Ante la falta de un acuerdo de apoyo al sector aéreo en Washington tras la suspensión de las subvenciones destinadas a ayudar a pagar a los trabajadores, miles de personas están en paro técnico.

En Asia, la compañía hongkonesa Cathay Pacific anunció el miércoles la supresión de 5.900 empleos, un cuarto de sus efectivos y el cierre de la filial Cathay Dragon.

En Europa, IAG (casa matriz de British Airways e Iberia) y Lufthansa reducirán drásticamente su oferta en el cuarto trimestre, a un 30% como máximo con respecto a la del año pasado en el caso de IAG y al 25% en el de la alemana.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *