Santuario Pampas de Ayacucho

Santuario Pampas de Ayacucho reabrió sus puertas con protocolos de bioseguridad

  • Este atractivo turístico cuenta con el sello “Safe Travel”, el cual lo certifica como un destino seguro con protocolos de bioseguridad establecidos por las autoridades de salud.

Luego del confinamiento decretado por el Gobierno Central, desde los primeros meses del 2020 a raíz de la pandemia por el coronavirus, la actividad turística en la región Ayacucho volvió y lo hizo con la reapertura del Santuario Histórico Pampas de Ayacucho, lugar que ahora cuenta con todos los protocolos de bioseguridad para evitar contagios por el COVID-19.

Esto fue confirmado por el Gobierno Regional de Ayacucho que precisó que este atractivo turístico cuenta con el sello “Safe Travel”, el cual lo certifica como un destino seguro con protocolos de bioseguridad establecidos por las autoridades de salud.

Se informó que esto se dio gracias al trabajo conjunto entre diversas entidades como Dircetur, Sernanp Mesa de Gestión Turística, la Municipalidad Distrital de Quinua y la Dirección Desconcentrada de Cultura, entre otras autoridades.

Cabe recordar que en octubre pasado se anunció la restauración del monumento (obelisco) ubicado en las Pampas de Ayacucho, esto como parte de la reactivación económica en el sector turismo y a pocos meses de celebrarse el aniversario por la Batalla de Ayacucho.

La actividad turística en el país inició con la reapertura de sitios, museos, centros ceremoniales, etc, para mejorar la economía tras la grave crisis causada por el coronavirus.

Santuario histórico de la Pampa de Ayacucho 

Es un área protegida del Perú, que se estableció el 14 de agosto de 1980, con una dimensión de 300 hectáreas.

Su objetivo principal es proteger el patrimonio natural e histórico del escenario donde se realizó, el 9 de diciembre de 1824, la Batalla de Ayacucho, último gran enfrentamiento dentro de las campañas terrestres de las guerras de independencia hispanoamericanas, así como conservar las manifestaciones culturales y artesanales de las poblaciones aledañas.

Ese lugar es escenario, cada 9 de diciembre, de la escenificación de dicha batalla, con presencia de actores entre profesionales y voluntarios. El área forma parte del circuito turístico Ayacucho-Wari-Quinua-Pampas de Ayacucho y brinda facilidades para que el uso recreativo y cultural.

Leer también: CAPATUR plantea al gobierno crear Reactiva para las pequeñas empresas turísticas y hoteleras

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *