A partir de reservas realizadas a través de Blue Corner, se han identificado tendencias de alquiler en playas del norte
Máncora

Turismo se recupera con alquiler de casas de campo y playa

“Actualmente, poder realizar un viaje sintiéndose seguro a nivel sanitario es esencial, lo que prioriza destinos, como los que son accesibles en carretera, y modalidades de turismo, como el alquiler de casas de playa y campo”, comenta el Co-Fundador de Blue Corner.

Aunque la coyuntura de los últimos meses afectó a todos los rubros de la economía, el sector turístico fue uno de los más golpeados, paralizando totalmente sus operaciones. Con el levantamiento de restricciones y reanudación de vuelos, el turismo empezó a rebrotar, y afortunadamente hay indicios de que esta recuperación está encaminada, bajo el concepto de turismo seguro.

“Entre lo más importante, destaca la generación de confianza que vienen realizando distintos agentes del sector, como hoteles, empresas de transporte aéreo y terrestre o arrendatarios de inmuebles de turismo”, señala Andrés Canessa, Co-Fundador de Blue Corner, plataforma digital de turismo.

“Actualmente, poder realizar un viaje sintiéndose seguro a nivel sanitario es esencial, lo que prioriza destinos, como los que son accesibles en carretera, y modalidades de turismo, como el alquiler de casas de playa y campo”, comenta Andrés.

A partir de reservas realizadas a través de Blue Corner, plataforma digital orientada a actividades al aire libre y arrendamientos turísticos, se han identificado tendencias de alquiler en playas como Zorritos, Máncora y Órganos, al norte del país; mientras que en el Sur Chico, hay gran interés en toda la zona, desde Señoritas y Punta Hermosa hasta llegar a Paracas.

“Como perfil de viajero, se buscan políticas de reserva y cancelación flexibles, estando atentos a posibles guerras de precios, y priorizando la seguridad sanitaria. Por esto, ganan terreno las actividades en exteriores, los viajes en carro propio, a destinos como Lunahuaná, Cieneguilla, Santa Eulalia y Sierra Morena, y destacan las casas de campo, sin aglomeración ni contacto con otras personas”, añade Canessa.

Con una alta demanda de fechas que incluyen, sobre todo, diciembre hasta la primera quincena de enero, también se encuentran estadías cada vez más largas, en comparación a viajes que solían ser más cortos, ligado a las facilidades del trabajo remoto y los ánimos de los peruanos por tener, una vez más, experiencias que les permitan disfrutar de las riquezas de su país.

Leer también: La próxima semana se reanuda el turismo a la montaña de colores Vinicunca

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *