Este año, debido a la pandemia, las Hermandad de Las Nazarenas, decidió cancelar la procesión 333 del Señor de los Milagros

Así fue el primer día sin recorrido del Señor de Los Milagros

Con pancartas, cirios o cuadros religiosos en las manos, los devotos del Señor de los Milagros demostraron una vez su fe inquebrantable, al acudir al Monasterio de Las Nazarenas, en el centro de Lima, para rendir homenaje al Señor de Pachacamilla, pero respetando la distancia social impuesta por las autoridades para prevenir el covid-19. 

Este año, debido a la pandemia, las Hermandad de Las Nazarenas, a cargo de la sagrada imagen, decidió cancelar la procesión 333 del Señor de los Milagros, a fin de prevenir aglomeraciones que puedan convertirse en un foco infeccioso del coronavirus.  

 

Por esta misma razón se decidió además mantener el santuario cerrado al público, lo cual no fue impedimento para que desde tempranas horas un grupo de devotos acudiera hasta el emblemático santuario a fin de estar más cerca del Cristo de Pachacamilla. 

Quienes decidieron hacerlo se colocaron respetuosamente en los lugares previamente señalados en pistas y veredas, con una distancia de más de un metro de distancia para evitar aglomeraciones. 

Todos con mascarilla

Bajo la vigilancia de numerosos agentes de la Policía Nacional, numerosos hombres y mujeres, ataviados con sus tradicionales hábitos morados o con grandes sobretodos de plástico, sugeridos para evitar una contaminación por covid-19, uno a uno iban llegando a la cuadra 5 del Jr. Huancavelica para rezar ante la gran puerta del recinto. Todos portaban mascarilla.

Así, de rodillas o de pie, con la cerviz inclinada o mirando fijamente a la gran puerta que los separaba de la imagen, rogaban por su familia y amigos, pidiendo además por aquellos que han perdido a sus seres queridos durante la pandemia por coronavirus. 

Si bien esta vez no se dio cita el mar humano que tradicionalmente espera en las afueras la salida de la sagrada imagen; algunos peruanos no dudaron en acudir al santuario para encontrar sosiego y esperanza en medio de la incertidumbre impuesta por la emergencia sanitaria, que ya registra en el país más de 30, 000 fallecidos.  

Procesión virtual 

Al promediar las 11.30 de la mañana, el arzobispo de Lima y primado del Perú, monseñor Carlos Castillo Mattasoglio, realizó una misa en el Santuario de las Nazarenas, que fue transmitido por televisión y redes sociales.

A fin de continuar con el legendario recorrido anual del Señor de los Milagros, La Hermandad de las Hermanas Nazarenas han programado misas y procesiones virtuales del Cristo Moreno, con imágenes captadas en años anteriores que están siendo transmitidas por los canales de la Hermandad y a través de Facebook o Youtube. 

Las procesiones virtuales se difundirán los días 3, 18, 19 y 28 de octubre, así como el 1 de noviembre.

José Soto Parra, mayordomo general de la Hermandad del Señor de los Milagros, invocó a los fieles que sigan la procesión virtual desde sus casas y eviten acercarse hasta el santuario de las Nazarenas, ya que este reciento permanecerá cerrado al público.

Misas diarias

La Oficina de Comunicaciones del Monasterio Nazarenas Carmelitas Descalzas informó que Nazarenas TV –canal de televisión por internet– transmitirá en directo desde el interior de la Iglesia de las Nazarenas una amplia programación durante el mes de octubre. 

Las misas diarias (a las 9:00, 11:00, 13:00, 17:00 y 19:00 horas) serán transmitidas virtualmente. Y “como vienen haciendo durante toda la cuarentena, las madres rezarán el Rosario a las seis de la tarde”.

Por la emergencia sanitaria, “se contará solo con la presencia de los sacerdotes celebrantes en la iglesia”.

A lo largo del mes, Nazarenas TV difundirá programas de reflexión, devoción y formativos. Asimismo, transmitirá entrevistas y procesiones del Señor de los Milagros en otras ciudades del Perú y del mundo.

Fuente: Andina

Leer también: Procesión del Señor de los Milagros no se realizará este año debido a la pandemia por COVID-19

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *