se adjudicaron la construcción la empresa española Sacyr, en consorcio con la peruana GyM, y bajo el nombre Inti Punku,

Inti Punku se adjudica la construcción de la segunda pista de aterrizaje del Aeropuerto Jorge Chávez

  • Con esta obra se duplicará la capacidad de operación del aeropuerto más importante del Perú

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) dio por acabado el proceso de licitación y adjudicación del Proyecto de Ampliación del Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, para la construcción de la segunda pista de aterrizaje, la cual será trabajada por el Consorcio Inti Punku.

Cabe resaltar que se adjudicaron la construcción la empresa española Sacyr, en consorcio con la peruana GyM, y bajo el nombre Inti Punku, emprenderán las labores en el ‘‘Lado Aire’’ del proyecto en el Jorge Chávez.

“Este gobierno está comprometido con la modernización del aeropuerto Jorge Chávez, que es clave para la reactivación económica del país. La ejecución de las obras generará puestos de trabajos directos e indirectos”, indicó el titular del MTC, Carlos Estremadoyro.

Asimismo, informaron que, con esta obra y la pista existente, se duplicará la capacidad de operación del aeropuerto, pudiéndose realizar hasta 80 operaciones de aterrizaje y despegue por hora sobre una superficie que triplicará el campo de vuelo actual.

“En pocos años, los peruanos tendrán a su disposición un aeropuerto con dos pistas de aterrizaje y una nueva torre de control. Este es el resultado del trabajo que hemos realizado y que permitió iniciar la ampliación del aeropuerto después de 15 años”, agregó Estremadoyro.

Lado Aire

Es menester precisar que esta nueva adjudicación se une a las ejecutadas en 2019, cuando 12 contratistas ejecutaron los trabajos tempranos; sumado a la de diciembre de 2019, donde se escogió al Consorcio Nuevo Limatambo para las labores de limpieza y movimiento de tierra; y la del pasado mayo, cuando al Consorcio Wayra se le otorgó la construcción de la nueva torre de control.

El consorcio ganador de esta última adjudicación (paquete 2.2 del Lado Aire) iniciará sus labores a partir de setiembre, en un área total a intervenir de más de 600 hectáreas. La nueva pista de aterrizaje empezará a operar a finales del 2022.

“Este es un proyecto emblemático para el país, que sin duda traerá beneficios directos para Lima y el Callao, pero que principalmente generará mayores oportunidades laborales para más peruanos en estos momentos de gran necesidad. Se proyecta tener picos de hasta 1,500 trabajadores en campo, aproximadamente, sumados a los casi 800 que trabajan actualmente en las etapas previas de movimiento de tierras y la torre de control”, sentenció el titular del MTC.

Leer también: BTH Hotel estaría concretando su ingreso a Cusco y su proyecto “Cube” colindante al Jorge Chávez

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *