Reserva Nacional de Junín celebra 46 años conservando el ecosistema del lago Chinchaycocha

Esta área natural protegida, creada el 7 de agosto de 1974, se encuentra en la pampa de Junín o altiplano de Bombón, escenario histórico donde aconteció la célebre Batalla de Junín, la primera gran victoria del ejército patriota que contribuyó a consolidar la independencia del Perú.

La Reserva Nacional de Junín celebra hoy su 46 aniversario de creación como área natural protegida por el Estado, con el objetivo de conservar el valioso ecosistema del lago Chinchaycocha, su belleza escénica y su diversidad de flora y fauna silvestre para contribuir al desarrollo social y económico a través del aprovechamiento racional de sus recursos naturales renovables.

Esta área natural protegida, creada el 7 de agosto de 1974, se encuentra en la pampa de Junín o altiplano de Bombón, escenario histórico donde aconteció la célebre Batalla de Junín, la primera gran victoria del ejército patriota que contribuyó a consolidar la independencia del Perú.

Tiene una extensión de 53,000 hectáreas y comprende los distritos de Carhuamayo, Ondores y Junín del departamento de Junín, y los distritos de Ninacaca y Vicco del departamento de Pasco. La mayor parte de su superficie está ocupada por el lago Chinchaycocha o Junín y en su área de influencia por pequeñas lagunas como Lulicocha, Chacacancha, Tauli, Cusicocha, Ahuascocha y Rusquicocha.

El segundo lago más grande del Perú

El lago Chinchaycocha es el segundo lago más extenso del Perú, después del lago Titicaca, y uno de los principales tributarios de la cuenca del Amazonas. Cumple, además, una serie de servicios ecosistémicos entre los que resaltan la regulación hídrica, la captación de agua, la generación hidroenergética y la conservación del equilibrio ecológico.

Se trata de una fuente de agua dulce reconocida por la Convención Ramsar desde 1997 como un humedal de importancia internacional, especialmente por ser un importante hábitat de aves acuáticas. Estos lugares son estaciones biológicas relevantes para varias especies donde los espejos de agua son los principales factores que controlan el ambiente y la vida de la fauna y flora asociada.

Zambullidor de Junín
Zambullidor de Junín en peligro de extinción

Fauna y flora

El lago Chinchaycocha o Junín alberga una diversidad de aves migratorias, endémicas y residentes que constituye una de las más ricas de los humedales altoandinos peruanos. Durante el Global Big Day 2015 se reconoció a esta área natural protegida como zona de observación de aves.

Allí se pueden observar especies únicas en su genero, siendo la más representativa el zambullidor de Junín y la gallinetita negra o gallareta de Junín (Laterallus tuerosi). Ambas especies son endémicas del lago donde se les protege.

Los mamíferos son escasos, siendo los más característicos el zorro andino (Pseudalopex culpaeus), la comadreja (Mustela frenata), el zorrino (Conepatus chinga), la vizcacha (Lagidium peruvianum), el gato montés (Oncifelis colocolo) y el cuy silvestre (Cavia tschundii). Entre los anfibios más conocidos del lago se encuentra la rana de Junín (Batrachophrynus macrostomus). Entre los peces, los más importantes son las challhuas (Orestias spp. y Trichornycteris oroyae).

En cuanto a  fauna destacan pajonales, césped de puna, bofedales u oconales, totorales, entre otras especies de cobertura vegetal altoandina.

Fuente: Andina.

Leer también: Buscan que el Colca llegue a máxima categoría en recursos turísticos

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *