La aerolínea chilena JetSMART se encuentra cerca de instalarse en Perú a través de una nueva filial y aprovechar el mercado que dejó Avianca Perú tras la suspensión de operaciones.

Ingreso de JetSMART reavivará la competencia low cost en el Perú

  • La aerolínea chilena JetSMART estaría buscando aprovechar el mercado que dejó Avianca Perú tras la suspensión de operaciones.
  • Comenzarán con tres naves A320 Neo, y luego incrementarán su flota a cinco

La noticia del futuro ingreso de JetSMART a nuestro país con vuelos domésticos  ha causado todo un sismo en el mercado aerocomercial, donde los jugadores locales apenas mantienen sus aviones volando en medio de las restricciones provocadas por el coronavirus. En ese contexto, ahora tendrán que preocuparse por lidiar, dentro de sólo seis meses, con un nuevo competidor, uno que, con la bandera de sus tarifas ‘ultra bajas’, buscará hacerse de un pedazo –no menor– de la torta doméstica.

JetSMART no vendrá a especular al Perú. “Buscaremos una escala mínima rápido”, dice el CEO de la compañía, Estuardo Ortiz. Para ello, comenzarán con tres naves A320 Neo, y luego incrementarán su flota a cinco, detalla. Con ese soporte, su idea es ir robusteciendo su presencia local con rutas troncales (las más conocidas) y, también, interregionales (de provincia a provincia). “En Chile ya venimos trasladando a más de siete millones de pasajeros en los últimos cuatro años, y para el 2026 esperamos contar con 100 aviones volando en Sudamérica”, proyecta el líder de la firma. Eso quiere decir que están tomándose esta incursión al Perú muy en serio.

Con el ingreso de JetSMART vamos a ver una ‘lowcotización’ todavía más fuerte del mercado doméstico, provocada porque ellos van a buscar una participación significativa en nuestro país”, explica Fernando Hurtado de Mendoza, socio líder de Aviación del estudio Kennedys en el Perú. “Su entrada va a generar más competencia a todo nivel, sin duda”, anota a su turno Miguel Mena, socio y experto en Derecho Aeronáutico del estudio CMS Grau.

Lo cierto es que, si algo podemos identificar de esta suerte de ‘fiebre’ de aerolíneas ‘low cost’ que venimos experimentando durante los últimos cuatro años (por lo menos), es que crece y toma mercado bastante rápido, y como muestra, lo que han hecho las que ya conocemos: Viva y Sky.

VENDER O PERDER ALTURA

En el caso de Viva, tardó sus primeros tres años aquí para escalar hasta la segunda posición en el ránking de las que más pasajeros atienden dentro de nuestras fronteras. Así, trasladaron a 305 mil viajeros en el 2017 –su punto de partida en el Perú– y para el 2019 ya eran, efectivamente, segundas, con 1,6 millones de usuarios, según la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC). Si uno se atiene a las estadísticas, podrá notar que cada nuevo año en nuestro país más que duplicaban el volumen de clientes que servían en la temporada precedente. Ahora cuentan con cuatro aviones A320 y tienen previsto sumar dos más, como nos ha precisado su gerente general, Stephen Rapp.

Todavía más acelerado ha sido el crecimiento de Sky, que comenzó a operar vuelos domésticos en el 2019, alcanzado en esa primera temporada 1,1 millones de pasajeros. Y para este 2020 ya eran segundos antes de que comenzara el estado de emergencia, con el 16% de ‘market share’ y seis naves volando aquí, a las que se sumarán otras dos, cuando se apacigüe la crisis, de acuerdo a José Raúl Vargas, su gerente general.

Como se debe inferir, todo esto ha provocado varios cambios en el ránking de las aerolíneas locales, que descontando a la lejana líder Latam Airlines (con más del 60% de la torta), ha visto a más de una escalar y bajar peldaños de una temporada a otra, en medio de una guerra de tarifas que, en el abril del año pasado, nos dejó ver boletos a US$5 por tramo.

Fuente: El Comercio

Leer también: Precios de pasajes aéreos en julio cayeron 14,7% y las tarifas de transporte interprovincial bajaron 0,8%, según INEI

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *